PAH HORTA SUD

Plataforma de afectad@s por la Hipoteca

PAH HORTA SUD – Quienes somos PAH Horta Sud.

La PAH Horta Sud (Valencia), somos personas voluntarias que trabajamos y luchamos cada día por el derecho a una vivienda digna. Algunas somos afectadas por la estafa hipotecaria, otras lo somos indirectamente, pero todas somos solidarias con la problemática de los desahucios, y juntas hemos decidido plantar cara a una banca inhumana y criminal y a sus cómplices que nos gobiernan.

Nos reunimos cada martes en Alaquás (Valencia) desde hace más de dos años en asambleas de asesoramiento colectivo para apoyarnos mútuamente y compartir conocimientos y experiencias sobre el proceso de ejecución hipotecaria. Aprendemos juntas cuáles son nuestros derechos, cómo ejercerlos y, lo que es más importante, perdemos la vergüenza, el sentimiento de culpa que arrastramos y descubrimos que no estamos solos frente a las entidades financieras.

La PAH Horta Sud surgió en julio de 2012 cuando, durante una de las asambleas del movimiento ciudadano 15M, un compañero nos habló de que a lo largo de todo el país se estaban produciendo desahucios de familias que no podían hacer frente al pago de sus hipotecas y de como algunas personas comenzaban a organizarse para hacer frente a esta injusticia y plantar cara a los bancos. Impedían los desalojos a pie de calle, concentrándose ante la vivienda y resistiendo pacíficamente, utilizando para ello la desobediencia civil como una herramienta.

Un día escuchamos por la radio que hacia falta apoyo en un desahucio que se iba a ejecutar en la ciudad de Valencia. Conseguimos impedirlo y fue tal la emoción que sentimos de participar en aquella acción que decidimos involucrarnos a fondo. Contactamos con la plataforma de afectadas más cercana, PAH Valencia, para apoyar su trabajo y ver cómo se organizaban. Tres días más tarde estábamos acompañando a la primera familia de la comarca de Horta Sud a la asamblea de la PAH Valencia. En menos de un mes estábamos informando y asesorando a nuestros vecinos, reuniéndonos con ellos en sus casas, en el  trabajo, en los bares o en los parques.

Fruto del trabajo de difusión realizado, nuevos casos de familias desesperadas por la posibilidad de perder su vivienda aparecían cada día. Pronto nos vimos desbordados y necesitamos disponer de un espacio físico y unas fechas concretas para realizar el asesoramiento colectivo e impulsar el empoderamiento de las personas  afectadas.

Diez personas participamos en nuestra primera asamblea, en tres meses éramos cincuenta y, dos años y medio después, alrededor de cien personas afectadas nos reunimos cada martes para organizar la lucha por el derecho a una vivienda digna.

La resolución de casos individuales no es nuestro propósito, aunque son muchos los que solucionamos en el camino hasta conseguir nuestro objetivo fundamental, cambiar la ley hipotecaria para que deje de suponer una amenaza para la vida de las personas. Exigimos como PAH unos mínimos imprescindibles, la paralización de los desahucios, dación en pago retroactiva y alquiler social de las viviendas vacías en propiedad de los bancos y del SAREB, es decir las demandas de la Iniciativa Legislativa Popular en la que recabamos casi millón y medio de firmas entre todas las PAHs.

Y ésto sólo se podrá conseguir con una amplia participación en la lucha y la autoorganización colectiva de personas que quieran luchar por un mundo más justo y humano, donde la prioridad sean las personas, en vez de los bancos y los gobiernos corruptos.

Aquí reside la fuerza de las PAHs, cuando las personas nos organizamos y luchamos juntas somos más fuertes y conseguimos más victorias que cuando actuamos individualmente.

Recuerda que ayudando a los demás, te ayudas a tí misma.

¡SI SE PUEDE!

 

Anuncios